Foto de pixabay.com

Foto de pixabay.com

¿Sabes que la ansiedad puede destruir tu vida? Parece mentira, pero así es. Lo digo por experiencia propia. Hace poco tiempo tenía un empleo que me generaba altas dosis de estrés. Estaba relacionado con las ventas, que es un campo de mucha competitividad. Así que tenía la típica vida autodestructiva: mala alimentación, sueño deficiente, poco o ningún tiempo de esparcimiento y un consumo exagerado de tabaco y alcohol.

Siempre creí que lo tenía controlado, hasta que mi cuerpo me convenció de lo contrario. Los dolores de cabeza interminables, la rigidez de mis hombros, las constantes taquicardias y el aturdimiento mental comenzaron a deteriorar mi vida.

Probé varias alternativas, como psicólogos, pastillas y tratamientos de hipnosis. Pero, nada funcionó. Termine gastando un montón de dinero y sumando más angustias a mi ya complicada y ansiosa vida. Ya me había dado por vencido, mientras mi salud se deterioraba cada vez más.

De pronto, por esas cosas de la fortuna me conseguí un amigo que había trabajado conmigo en la misma empresa y que por casualidad había renunciado por problemas de salud que le había generado el estrés. ¡Se veía tan diferente, tan renovado! Parecía estar en paz consigo mismo y no como años atrás, cuando lucía tembloroso y gris. Le pregunté cómo lo había logrado y me presentó un sistema llamado “Vive sin ansiedad”.

ansiedad

Teniendo la prueba de la efectividad ante mis ojos, no pude resistir a probarlo. En cuestión de días, mis dolores de cabeza habían desaparecido por completo. Eso evidenciaba que iba por buen camino, así que seguí avanzando con el método. Poco a poco deje la depresión y la sensación de ahogo que me caracterizaba y adopte una nueva forma positiva y dinámica de vivir. Ya mis pensamientos no eran negros como antes, sino vivaces y constructivos.

¿Cómo logra este método ser tan eficiente? Bueno, recurriendo a un principio básico: se supone que la ansiedad se produce en la mente inconsciente, por eso no la podemos controlar en ocasiones. Por ello, el sistema trabaja precisamente en ese nivel de la mente, generando resultados casi sin esfuerzo. Todo lo que necesitamos es relajarnos y entregarnos a los diferentes ejercicios físicos y mentales.

Este sistema combate la ansiedad sin recurrir a métodos de la medicina y la psicología tradicional. Por el contrario, lo que hace es enseñarnos a cambiar nuestros hábitos de vida y comportamientos indeseados que generar sensaciones de estrés en nuestro inconsciente. Tan sencillo cómo eso.

No dejes que la ansiedad te derrote, existen formas de acabar con ella para siempre. Haz Clic Aquí.