Foto cortesia de pixabay.com

Foto cortesia de pixabay.com

Se dice que una persona tiene una personalidad extrovertida cuando es abierto al mundo, a lo externo y a la gente. Cuando es sociable y está al tanto de lo que sucede en su entorno.

Para identificar si tu personalidad es completamente extrovertida, lee las siguientes características y ve con cuantas te identificas:

1.- Te encanta tener contacto con la gente.

Adoras conocer gente nueva y te círculo social es muy amplio.

2.- Tienes un trato asertivo hacia las personas distintas.

Confías en ti misma y eso de la relacionarte con los demás se te da con facilidad, para nada te cuesta socializar así sean personas diferentes.

3.- Se te abren muchas puertas.

Debido a la personalidad que tienes, con mucha facilidad logras convencer a la gente y tu lista de contactos es muy larga.

4.- Descargas tus tensiones.

Te liberas del estrés y de las angustias porque te gusta hablar de tus problemas y preocupaciones.

5.- Eres creativa/o.

Sabías que la Universidad de Nottingham (Reino Unido) y de la Universidad de California en Los Angeles (UCLA) realizaron un estudio que determinó que las personas de personalidad extrovertida tienen un sistema inmunológico más vigoroso determinado por su ADN.

Así como hay factores positivos por poseer este tipo de personalidad, también hay aspectos negativos como la impulsividad, no miden hasta qué punto hay que ser reservados. Las personas extrovertidas tienden a hablar en exceso, lo que a veces puede resultar un poco molesto cuando no deja que las otras personas se comuniquen. Como adoran ser el centro de atención siempre terminan convenciendo a las demás personas y/o amigos de que se haga lo que ellos dicen o quieren. Les cuesta trabajo entender que los demás necesitan un momento de descanso porque ellos son muy activos.

En varios momentos pueden llegar a demostrar poco control en sus sentimientos y muy poca tolerancia a la frustración. Son conformistas y de espíritu práctico, son muy poco exigentes consigo mismo. Odian estar solos y le tiene un miedo terrible a la soledad.

En las relaciones tener una personalidad extrovertida puede traer conflictos. Éstos se dan más que todo con la pareja, ya que en muchas oportunidades pueden malinterpretar tu sociabilidad con la coquetería.

Al ser impulsivos y hablar demás su pareja y/o amigos pueden identificarlo como chismoso/a y en ciertas ocasiones llegar a perderle la confianza.

El odiar y tenerle miedo a la soledad hace que quiera estar acompañado/a todo el tiempo, lo cual puede llegar a sofocar a la otra persona, bien sea pareja o amistad, ya que no respeta los espacios individuales porque a él o ella no le hace falta.

Lo ideal para que no te afecte en tus relaciones si crees que eres extrovertido/a es tratar de buscar un equilibrio en tu personalidad, evaluar qué aspectos debes mejorar y cuáles debes potenciar para que tus relaciones sean cada vez mejor.

Fuente: http://ve.emedemujer.comhttp://bienestar.salud180.com