Kongwebs logo




4 Preguntas que pueden cambiar tu vida para siempre

Foto cortesia de www.pixabay.com

Foto cortesia de www.pixabay.com

Las personas que ejercitan la visualización de su futuro, logran situarse en el lugar correcto para conectarse con su vida soñada. Esta visualización no es más que una forma de programación neurolingüística, que le permite a las personas ser conscientes de su ‘aquí y ahora’ y buscar la forma de lograr lo que siempre han querido, fijándose un plazo para ello.

Al ser autónomos de nuestros sentimientos, metas y proyectos de vida, podemos tener paz interior y ser felices con lo que decidamos ser. Si nos preguntamos lo que queremos en la vida, lo que no somos capaces de aguantar y cómo podríamos obtener algo que deseamos, nos convertimos en seres que viven de forma consciente todas sus experiencias y que aprenden con cada cosa que el universo les pone en frente.

Si deseas conectarte con tu futuro, es necesario que te hagas las siguientes interrogantes:

1.- ¿Dónde quisieras estar dentro 365 días?

¿Grecia, tal vez? ¿Conocer las pirámides de Giza? ¿Ser tu propio jefe? ¿Adquirir un inmueble? Hacerte esta pregunta puede brindarte las herramientas para volver realidad un sueño que vislumbras materializable pero que sin una correcta visualización, quizás, jamás lo lograrás. No se trata de desprenderte del presente, sino de construir los cimientos de lo que quieres para ti en ese futuro inmediato.

2.- ¿Qué necesito para sentirme mejor conmigo mismo?

A veces, no se trata de responderte con caprichos que te atan al pasado. Preguntarte a ti mismo lo que necesitas para ser feliz es un cuestionamiento que debe ser respondido desprendiéndote totalmente de lo material. Se trata de lo que solo lograrás con tu voluntad; como por ejemplo, adelgazar, ir al médico a tratar tus dolencias, hacer un retiro para hallar la paz interior… Son esas cosas de las que solo depende tu intención para que todo lo demás venga solo.

3.- ¿Con qué frecuencia hablas de tus alegrías?

Un estudio ha comprobado que las personas que sonríen más veces durante el día, son las que fijan en su mente los mejores momentos de su vida. Es así como las personas que son felices, lo son porque decidieron serlo. Aunque tengas un solo pensamiento que puedas recordar de eso que te ha hecho feliz, vale la pena darle su merecido crédito.

Las personas que viven alegres, hablan de cosas agradables, ideales, positivas… No pierden su tiempo en aquello que no merece la pena contar.

4.- ¿Haces lo que te da felicidad?

Muchos asocian esto con el trabajo o con la familia. El tema tiene mucha tela que cortar… No existe la familia o el trabajo perfecto; tú debes crearlo a punta de tolerancia, del perdón y de la empatía.

La felicidad no la da el dinero, aunque ayuda mucho, hay cosas en la vida que no se pueden comprar y que a muchos nos hace mucha ilusión tenerla algún día: los hijos, encontrar el amor de pareja, mirar el mar al atardecer, un amanecer bajo las estrellas, una gran aventura.

¿Encontrarás la felicidad si lo haces como piensas hoy? Piénsalo.

Fuente: http://sermejorpersona.com